Menu
X

La psicoterapia, en la visión de Claudio Naranjo, es un proceso de auto-conocimiento y expresión de sí mismo para la sanación de las relaciones y que es, necesariamente, una sanación sistémica.

La Gestalt de Claudio Naranjo es viva porque es praxis: algo que aprendemos en vivo y que va más allá de una práctica técnica o clínica, es una forma de vivir, un proceso educativo y de ayuda espiritual. Su finalidad es ampliar la consciencia y restablecer una vivencia de plenitud. La terapia, como las tradiciones espirituales, conduce a la liberación.

Tiene una raíz apolínea reflejada en el proceso de conocer los propios mecanismos defensivos que constituyen nuestra personalidad rígida y robótica, y así recuperar nuestro potencial humano hacia la responsabilidad y la toma de decisiones. Y tiene una raíz dionisíaca en que la persona, expresando sus deseos, emociones e impulsos, recupera su libertad.

Ser terapeuta, en esta tradición, significa desarrollar la natural cualidad que tiene el ser humano de ayudar al otro. Una capacidad de ayuda que viene de su experiencia del amor, la benevolencia y la intuición. Es una natural y espontánea capacidad de “estar” con el otro, un desarrollo de la intuición que permite captar dónde está el otro y qué le pasa. El terapeuta es alguien que mantiene vivo su propio proceso de transformación. Es una persona que produce lo que Claudio Naranjo llama “un contagio de consciencia”.

Formar un terapeuta significa estimular la capacidad de comprender al otro, estimular la intuición y la compasión hacia el sufrimiento de los demás.

Comprender, en el sentido de percibir las “formas” de las experiencias, entender lo que le pasa al paciente y ayudarlo a desarrollar la capacidad interna de contener su propio sufrimiento y una nueva visión de sí mismo en el mundo.

Tres son los elementos básicos de esta formación:

El Autoconocimiento – La Presencia – La Compasión.

En la Escuela Gestalt Viva se forman terapeutas que, sabiendo manejar herramientas terapéuticas concretas y profundizar teóricamente, no se anclan en un rol o en una supuesta superioridad de competencias. Esta es una formación para desarrollar la capacidad de estar presente en una relación, en un espacio de conciencia que incluye el mundo interior del terapeuta y el del paciente.

La relación terapéutica es una relación humana, un espacio de encuentro y el diálogo espontáneo es el canal que posibilita la relación de ayuda. En este encuentro, el paciente participa y es estimulado a entregarse al encuentro y a descubrir su capacidad de auto-ayudarse.

Es parte integrante de esta formación el Programa SAT, creado por Claudio Naranjo, donde el alumno profundizará en la Psicología de los Eneatipos, el origen del carácter en sus relaciones primarias, los aspectos emocionales y cognitivos del carácter y el origen psico-espiritual del sufrimiento.

Escuela Gestalt Viva Claudio Naranjo Perú
Centro de Psicoterapia Humanista del Perú
Síguenos en Facebook

© Copyright 2017 ::Asociación SAT Perú::. Todos los derechos reservados.